Los mejores museos de Italia

Italia es uno de los principales destinos turísticos de Europa, y como tal cuenta con notables lugares para ver y conocer, una tradición y cultura desbordantes y una impresionante cantidad de atracciones y obras de arte para apreciar; Es por eso que en cualquier ciudad de Italia podrás encontrar museos en donde se exponen las más interesantes obras de arte, aquí te ofrecemos los mejores museos de Italia para disfrutar al máximo en cualquier ciudad.

Te mostramos el top 3 de estos museos italianos.

  1. Museo Arqueológico Nacional de Nápoles (Nápoles).

Si te gusta la antigua Roma no te puedes perder este museo, pues cuenta con las mejores colecciones del mundo en cuanto a antigüedades griegas y romanas se refiere; la mayoría de los artículos han sido encontrados durante excavaciones en zonas como Pompeya, Herculano y demás sitios arqueológicos.

museos 1

 

  1. Gallería Borghese (Roma).
    Ubicado en la Villa Borghese, en Roma, es uno de los más populares museos en donde se pueden encontrar obras de Rafael, Canova, Tiziano, Caravaggio entre otros, formando parte de la colección de la familia Borghese. Fue iniciada por el cardenal Scipione Borghese y alberga actualmente importantes esculturas de Bernini.

museos 2

 

  1. Galería Uffizi (Florencia).
    Ubicada en Florencia, la Galería Uffizi es un destacado museo que alberga importantes obras pertenecientes a la etapa del Renacimiento como de Miguel Ángel, Da vinci entre otros. Su nombre significa “Galería de los Oficios” y se debe a que antes iba a ser lugar para oficinas de magistrados florentinos.

museos 3

 

A propósito de la celebración del Día Internacional de los Museos.

Urbanidad en la mesa

El tiempo que nos ha tocado vivir, además de sus conquistas sociales y económicas, ha supuesto una merma educacional en nuestra alimentación y buenos hábitos comensales. Así, nos sentamos a la mesa sin tener los suficientes conocimientos de cómo actuar correctamente ante ella. En la mayoría de los casos hemos olvidado la tradición de buenas maneras que nuestros padres cuidaron tanto. Debemos pensar que la educación en la mesa es una norma a seguir en cualquier estadio, tanto doméstico como fuera de nuestro entorno habitual. Guardar una correcta compostura ante invitados será un signo de distinción que el resto de comensales sabrá apreciar, y al mismo tiempo nos dará la satisfacción de disfrutar de todo un compendio de placeres que comienza desde que nos sentamos hasta que nos levantamos de ella. Debemos considerar, además, que nuestra conducta será imitada por nuestros pequeños y si no la transmitimos convenientemente, esta desaparece o se transforma en una degeneración de buenas costumbres.

Hoy, la dinámica de la sociedad actual, impide que padres e hijos coman al mismo tiempo. Los padres por su horario, que en la mayoría de los casos fuerzan a comer fuera de casa, y los hijos por la misma razón, influyendo también el hecho de que estos comen en los propios colegios. Sabiendo cómo hay que obrar podremos adaptarnos a las circunstancias y gozaremos de la capacidad de obrar correctamente en una mesa de postín o en una parrillada al raso.

modales 1

EN LA MESA

En la mesa deberemos guardar una postura que refleje en todo momento nuestro nivel educativo. Para ello debemos seguir unas series de normas universales, sin que entren en litigio con las que adoptemos cuando viajemos a lugares de cultura diferente. Las piernas permanecerán paralelas y nunca las cruzaremos y por supuesto nunca las estiraremos molestando al resto de comensales.

Cuando se estén sirviendo los platos esperaremos hasta que el último comensal de nuestra mesa haya sido servido y entonces comenzaremos a comer, a no ser que antes lo haya hecho nuestro anfitrión. Él tiene la potestad de dar comienzo a la comida aunque por el número de comensales esta no haya podio ser servida en su totalidad.

modales 2

LOS CUBIERTOS

Los cubiertos se cogerán como si de una pluma se tratara, dejando por encima del dedo pulgar un trozo del mango de aproximadamente 3 a 4 cm.

En estos entrantes utilizaremos cuchillo y tenedor, el primero con la mano derecha y el segundo con la izquierda, de hecho esta es la disposición de los cubiertos antes de usarlos. El tenedor siempre se utilizará con la mano izquierda y solo cuando dejemos el cuchillo podrá pasar el tenedor a usarse con la mano derecha, pero solo eventualmente y verificando que el cuchillo ha quedado en su totalidad en el interior del plato.

Como norma general, solo cortaremos el trozo de alimento que nos vayamos a llevar a la boca y nunca trocearemos la pieza para luego dejar el cuchillo y usar solo el tenedor.

La cuchara de consomé se dejará sobre el plato que mantiene la taza, no sobre ella.

modales 3

No se debe fumar entre platos ni aun en la mesa, debiéndose levantar y apartarse a una sala de fumadores para degustar el habano o cigarrillo, solo fumaremos en la mesa cuando el anfitrión así lo haga.

Por último reiterar que de las antedichas normas es bien conocerlas, pues con el conocimiento obtendremos la libertad en su más puro estadio. Otra cuestión será el ejercer esos conocimientos. Imaginemos que vamos de invitado a una comida donde el anfitrión desconoce las más de las normas de urbanidad; gentilmente obraremos con educación pero sin destacar tanto como para ridiculizar a este. Adoptemos pues la máxima de “Donde fueres, haz lo que vieres”.

Historia del Vino (2)

vino 1

Durante el siglo XVIII se inició un proceso en la enología española con nuevos tipos de vid procedente, sobre todo, de Francia e Italia que se plantan en estacas y en injertos. En la Corte se seguía consumiendo preferentemente los vinos elaborados cerca de la Villa, Valdemoro, Arganda, Navalcarnero, San Martín de Valdeiglesias, etc. Aunque los vinos de Valdepeñas se iban introduciendo con gran empuje en Madrid, que a doble precio que los demás llegó a ser el más popular en las tabernas de la Corte y Villa, vinos de Méntrida, Ocaña y Villacañas.

Los vinos de Castilla la Vieja, que tuvieron su fama en el s. XVI, seguían conservando tal fama, sobre todo los vinos blancos de Rueda y tintos de Toro, que también eran frecuentes en las tabernas de Madrid, hasta que llegaron los riojanos en esta época algo desconocidos.

Los vinos gallegos eran casi siempre elaborados en los Monasterios cuyos frailes fomentaban la plantación de viñas a los lugareños, de tal forma que todo el país gallego estaba rociado por pequeñas bodegas, cuyos vinos se consumían entre la parroquia y algunos se exportaban a Castilla y Vascongadas y más tarde se exportaron a Italia y Flandes, pero siempre los mayores consumidores fueron los ingleses. Dado que posteriormente, estas exportaciones tuvieron unas disposiciones restrictivas por los Monarcas, los importadores ingleses buscaron otro comercio vinícola y los sustituyeron por los vinos portugueses, Oporto y Ribera del Duero, vinos muy al gusto inglés que dieron al traste con la prosperidad de los vinos gallegos.

vino 2

Entre los vinos gallegos, el más afamado seguía siendo el de Ribadavia en la provincia de Orense, cabeza de los famosos Ribeiro o los de Amandi citado por Cervantes en su Novelas Ejemplares o los de Salnés, cuyas cepas cuenta la tradición, fueron traídos del valle del Rhin en el s. XII por los monjes del Cluny y cuyas cepas dieron vida al famoso Albariño en la comarca de Cambados.

En el s. XVI, Alonso de Herrera en su Tratado de Agricultura nos dice que ya en la Rioja se iban plantando viñedos que producían vinos de buena calidad, la mayor parte claretes, pues la producción de vino blanco era muy abundante, estos vinos se empezaron a teñir, en mayor o menor grado, mediante la mezcla con vinos tintos, que más tarde el proceso se fue perfeccionando hasta utilizar el hollejo de la uva tinta como colorante para el vino tinto.

Por esta época llegó a ser tan grande la producción de vino en la Rioja, que sobrepasaba el consumo general, agravado porque el excedente de vino no se podía almacenar mas de un año y medio motivado por los métodos rudimentarios utilizados en su elaboración. Tal era la abundancia que casi siempre se tenía que tirar vino. Para solucionar estos problemas, en 1.787 se creó la Real Sociedad Económica de Cosecheros de la Rioja Castellana, la cual regulaba la elaboración y exportación de estos vinos a sus clientes habituales, los mercados Vascos y Montañeses. Pero la expansión del Rioja no llegaría hasta el s. XIX.

vino 3

Los vinos catalanes, decadentes durante el s. XVII, comenzaron de nuevo a florecer durante el s.XVIII, ayudados por la liberación del comercio con América decretado por Carlos III en 1.765. La exportación de estos vinos se hacían por los puertos de la Costa Brava, Mataró y Vilanova í la Geltrú, hacia Londres, Amsterdam, Rusia y Norteamérica.

La evolución de la calidad viene dada por la Convención de París en 1.883 y luego por el Acuerdo de Madrid en 1.891 y sobre todo por el de Lisboa en 1.958, sobre la protección de las Denominaciones de Origen como método de protección de la calidad de los vinos. En 1.970 se crea el Instituto Nacional de Denominaciones de Origen.

vino 4

Grandes historias de licor de época…

Historia del Vino (1)

Se habla de vino, de vinos, en particular o en general y el profano cree enfrentarse a un producto uniforme que apenas el color diferencia. Sólo con el conocimiento llega el matiz. También las joyas vistas desde lejos se parecen y sólo la cercanía pone en primer plano su valor.

Queremos que, al concluir, aquél o aquella que jamás se haya tomado en serio el vino, empiece a enamorarse de él, que se adentre aún más en su admiración, en una palabra que lo adore que nos sorprenda la variedad de nuestros vinos que es donde se encuentran sus riquezas, su razón de ser y las razones para que nosotros los amemos.

vinos 1

 

No se conoce con exactitud quienes introdujeron la vid en España; acaso fueron los griegos, pero también es posible que fueran los púnicos. Lo que sí sabemos es que la historia vinícola de España es muy antigua, pues existen documentos como exportadora de vinos allá por el siglo I AC.

Los primeros viñedos, posiblemente, traídos por los púnicos sobre el siglo VI ó V a. C. Por dos vías de penetración, una por el NE, la costa catalana y otra por el SE, en la bética la localidad de Oinoússa cuya denominación alude al vino (oinos). Aquí se produce una uva que los hispanos denominaban “coccolobis” y que los romanos la llamaban “balisca”. Decía el naturalista Plinio que la coccolobis cuanto más dulce, es tanto mejor, la que tiene gusto seco se hace dulce al envejecer y la que lo tuvo dulce se convierte en seco al envejecer con el tiempo, eficaz contra las afecciones de la vejiga. En otro lugar, dice Plinio, existe además una uva negra, llamada “aminnea” o “syriaca” que era la mejor entre las inferiores.

vinos 2

Los romanos, que fueron los maestros de los vinicultores ibéricos, cuyo primer mosto que se obtenía lo utilizaban para la preparación del “mulsum” para lo que se mezclaba con miel y se dejaba envejecer para servirlo como aperitivo. El resto del mosto se dejaba fermentar en inmensas tinajas llamadas “deoliae”, una vez fermentado este vino se clarificaba con ceniza, arcilla, polvo de mármol, resina, pez y también, como los griegos, con agua de mar. Se envasaba en ánforas de barro, se le inscribía el año de la cosecha, características y se dejaba envejecer al contrario de hoy en día en las habitaciones altas de la casa cerca de las chimeneas.

A finales del siglo XVII aparecieron los afamados vinos de Montilla, así como los de Illana. Las tierras de Jaén, hoy olivares, antes viñedos, a la cabeza Úbeda, Martos y Baeza. A los vinos de Úbeda, aloque traducido al árabe como rojo claro intermedio entre el blanco y el tinto. Vinos de Torredonjimeno y Alcala la Real.

Continuará…

vinos 3

Comer en Caracas  

 

Debido a la influencia migratoria, Caracas cuenta con una amplia cultura gastronómica y podrás encontrar platos típicos de cada región del país combinadas con comidas de muchos otros países. La ciudad cuenta con gran cantidad de restaurantes de todas las nacionalidades, como por ejemplo italianos, españoles, franceses, mexicanos, chinos, japoneses, entre otros. Gran parte de los españoles que arribaron al país se instalaron en la zona de La Candelaria, por lo cual es allí donde se concentran los mejores restaurantes españoles, como Il Pappardelle.

caracas 1

Caracas ofrece varias delicias típicas entre las cuales se encuentra por ejemplo el asado negro criollo, la arepa, el pabellón criollo (plato nacional elaborado a base de arroz blanco, judías negras, plátano frito y carne desmechada) y la ensalada de gallina, mientras que las bebidas tradicionales son la chicha, la tizana, el carato y el guarapo de papelón con limón. La arepa es un plato preparado a base de harina de maíz, sea asada o frita, y que puede ser para acompañar comidas o también puede ser rellana de carne, queso u otros ingredientes. También son tradicionales las empanadas, una especie de pasteles fritos rellenos (el que puede variar de acuerdo a la región).

caracas 2

En Caracas se consumen mucho los frijoles negros (llamadas también caraotas negras), sea para acompañar otros platos o como sopa. Uno de los platos más conocidos que se acompaña con las caraotas negras es el llamado “pabellón“. Otro de las platos tradicionales es la “cachapa“, que generalmente se consume entre los meses de agosto y septiembre y consiste en un plato de maíz muy sabroso en forma de panquecas y relleno con queso de mano blanco –típico de Venezuela-.

A la hora de los postres, el denominado “Bien Me Sabe” se lleva los laureles, es una torta de bizcocho y coco, saborizada con marsala. También son muy populares los dulces de leche abrillantados de los Andes y las conservas de frutas tropicales, como por ejemplo el plátano, la batata, la guayaba y la batata. Otra de las delicias tradicionales es el quesillo, preparado a base de una mezcla de huevos y azúcar y cocida a baño de María con caramelo de azúcar.

Es que yo quiero tanto a mi Caracas…

¿Hay beneficios al tomar Cerveza?

Prestemos atención a las virtudes terapéuticas de la cerveza: sedante, digestiva, antiséptica, alimenticia y últimamente ha sido investigada en relación con el funcionamiento del corazón. No es quizás la poción mágica de nuestro tiempo, pero si puede ser un recurso de primer orden. Así que haremos un pequeño bosquejo de algunas virtudes terapéuticas:

cerveza 1

Sobre la inapetencia o anorexia. 

En este apartado excluimos aquellos casos graves de anorexia que deberán ser tratados por el facultativo. Pero en casos benignos de la inapetencia, es necesario aportar al organismo alimentos que la persona pueda ingerir con facilidad y al mismo tiempo le aporte elementos de nutrición. La cerveza es ideal, de agradable sabor al paladar, asimilable y que por su contenido bajo en alcohol, produce efectos tónicos, recomendable en estos casos.

cerveza 2

Sobre la digestión.

La cerveza, en personas normales, se digiere fácilmente, desempeña un papel beneficioso en la asimilación de otros alimentos, contribuye a la digestión estimulando el apetito, provoca abundante secreción de jugos gástricos y activa los movimientos del estómago. Aquellas personas con estómagos hipotónicos que no toleran ni la leche, ni el agua, ni los vinos ácidos, si toleran bastante bien la cerveza, tal vez por sus sustancias amargas y la presencia del ácido carbónico.

Sobre los hígados delicados.

El hígado grosso modo, forma una barrera que es capaz de frenar y transformar las sustancias tóxicas o no, que resulten excesivas para la sangre. Para esta función, cuenta con unos ácidos, los ácidos aminados, (valina, licina etc. ), pues bien la cerveza que contiene en abundancia estos ácidos, puede ayudar a estimular esta función protectora del hígado ya que el organismo no sabe fabricar estos ácidos aminados a partir de otros elementos.

cerveza 3

Sobre el insomnio.

Sobre él actúa el lúpulo y como comentario anecdótico, en los campos donde se cultivaba esta planta existía una antigua costumbre para combatir el insomnio, rellenaban las almohadas con conos de lúpulo. Su fuerte poder hipnótico, puede resultar perjudicial a dosis elevadas, eran frecuentes las jaquecas y accidentes derivados de la manipulación de esta planta en los trabajadores del secado del lúpulo. Pero esta planta, en la cerveza, produce efectos beneficiosos, sedante ligero que infiere un sueño lento y un despertar suave.

Terminamos con unas palabras de Paul Petit para ensalzar las bondades de la cerveza, ” las estadísticas de mortalidad concerniente al personal de las fábricas de cervezas, es decir, a seguros consumidores de esta bebida, revelan índices extremadamente bajos en periodos de epidemias que golpean duramente al resto de la población y cita la epidemia ocurrida en 1.893, en Hamburgo, en la cual los cerveceros y sus trabajadores sobrevivieron al resto. Se deduce que el consumo de cerveza constituye una defensa contra las enfermedades microbianas que se propagan por el sistema digestivo.

La cocción de los mariscos

mariscos 1

Aunque cocer un alimento es un término bastante amplio que designa la acción de transformar un alimento crudo en otro cocinado, cuando hablamos de cocer marisco nos referimos casi siempre a la acción de hervirlo, es decir, cocinarlo en un líquido (en este caso agua) calentado hasta el punto de ebullición.

La cocción del marisco es muy fácil en teoría, pero la obtención de resultados óptimos requiere el conocimiento de ciertas técnicas (bastante sencillas) y de cierta práctica, ya que pequeñas variaciones en el tiempo de cocción y en la cantidad de sal aplicada, pueden ser la diferencia entre un exquisito bocado y un pasable alimento.

mariscos 2

El agua de mar tiene la salinidad perfecta para la cocción del marisco, pero no es fácil tener agua de mar a mano y, lo que es peor, tenemos el riesgo de que esté contaminada. El agua potable, con la debida proporción de sal disuelta, es la alternativa más empleada y con ella se obtienen unos resultados más que satisfactorios.

Hay una regla general que dice: El marisco vivo debe echarse cuando el agua está fría. El muerto cuando esté hirviendo.

Esta regla es aplicable a los grandes crustáceos (langosta, centollo, buey, nécora, etc.), los langostinos, gambas, camarones etc. estén vivos o muertos, se echan cuando el agua esté hirviendo.

El motivo de esta regla es bastante lógica. Si el crustáceo está vivo, al notar el agua hirviendo soltará las patas y, por la zona de unión de las patas con el cuerpo, perderá la parte interior y se quedará vacío o le entrará agua de la cocción que estropeará el gusto del marisco. Al ir calentando el agua poco a poco el animal no soltará sus extremidades. Hay quien dice que este sistema es una crueldad, y puede que lleven razón. Si el crustáceo está muerto el motivo es parecido. Si lo echamos desde que el agua esté fría, estará mucho tiempo en fase de cocción y se corre el riesgo de que pierda sus patas.

Cuando el crustáceo está vivo, hay una alternativa para no cocerlo vivo que, al fin de cuentas, es una crueldad. Se trata de matarlo de frío, mucho menos doloroso que quemarlo vivo. Par ello, simplemente meterlo en el congelador hasta que muera. Ojo, no se trata de congelarlo sino de que muera.

mariscos 3

A continuación expongo una tabla donde se indica la cantidad de sal a disolver en el agua de cocción y el tiempo que hay que mantener el marisco en cocción. Esta tabla es bastante general y, aunque da buenos resultados, recomiendo que se adapte a los gustos particulares de cada uno, aumentando o reduciendo tiempos y cantidades. En cocina lo más importante es la práctica.

El tiempo indicado en la tabla se cuenta a partir del primer hervor después de echado el marisco.

Para cierto tipo de mariscos, concretamente la gamba, langostino, camarón, cigala pequeña y percebe, la mejor forma de controlar el tiempo es la siguiente: Se pone a hervir el agua con la sal correspondiente disuelta. Cuando esté hirviendo, se echan los mariscos (el agua dejará de hervir). Cuando el agua comience a hervir de nuevo se sacan. En la tabla he indicado estos mariscos con un asterisco (*) en la columna de tiempos.

Disfrute de un rico plato de mariscos en el mejor Restaurante de La Candelaria, somos Il Pappardelle.

El aceite de oliva

Conozcamos un poco de este aceite tan especial en la cocina.

La aceituna, una vez madurada y recolectada se lleva a la almazara donde en un molino de piedra es triturada  y posteriormente prensada, obteniéndose lo que se llama la flor del aceite la cual es conducida a depósitos subterráneos donde no da la luz diurna para que no se oxide y donde  por decantación se separa el aceite del agua. Se extrae el agua por medio de prensado y más tarde, a base de filtrados, se separa cualquier resto de impureza que quede, obteniéndose el aceite denominado VIRGEN.

Es decir, aceite VIRGEN es el obtenido por medios totalmente naturales, sin la adición de ningún producto químico, solo por medios mecánicos y a temperaturas que no causen alteraciones en el aceite. Es pues, el zumo de la aceituna al que se le ha quitado el agua.

aceite 1

Ahora bien, al terminar el proceso de obtención del aceite virgen no todos los aceites tienen el mismo contenido de ácidos y otros componentes.

En la composición del aceite intervienen varios componentes. Unos buenos para la salud, como los ácidos poliinsaturados y otros perjudiciales como los ácidos grasos libres (ácido oleico).
Pues bien, el mayor o menor contenido de estos últimos es lo que se llama grado de acidez. De manera que un aceite de alto grado contiene más ácidos grasos libres, y es más perjudicial, que un aceite de bajo grado.

  •  Si este grado es menor que 1º da lugar al llamado aceite de oliva virgen EXTRA y son por supuesto los mejores desde todos los puntos de vista ( y también los mas caros). En el mercado es muy normal encontrar aceites extras de 0,4º.
  • Si el grado de acidez está entre 1 y 1.5 se denominan FINOS.
  • Si están entre 1.5º y 3º se les llama CORRIENTES o SEMIFINOS.
  • Y por último, si tienen más de 3º se denominan LAMPANTES. Estos últimos no son adecuados para el consumo humano y está prohibida su comercialización. El nombre de lampantes proviene de que en la antigüedad se empleaban para quemar en las lámparas.

aceite 2

El aceite de oliva extra virgen es un producto muy utilizado en la gastronomía por su suave sabor y por las múltiples propiedades que tiene para la salud. Este producto ha sido fuente de investigación durante muchos años y actualmente se le atribuyen muchas bondades, tanto para la salud como para la belleza.

Consume este aceite para estar siempre sano.

aceite 3

El Teatro Italiano

teatro 1

El teatro italiano tiene raíces remotas: sus orígenes se remontan a la cultura latina y griega. Constituido desde siempre por compañías ambulantes que viajaban de ciudad en ciudad, aún hoy el sistema teatral italiano se basa sobre el mecanismo de la “tournée”, es decir, que no existe una compañía establecida en una determinada ciudad.

En Italia, la comedia tuvo su último gran autor en Goldoni, con el pasaje de la máscara de la comedia del arte al personaje “caracterizado”. En la segunda mitad del siglo XIX se afirma cada vez más el drama burgués. Los temas de este tipo de obras son la familia, el adulterio (el triángulo marido-mujer-amante es un esquema recurrente), las relaciones sociales y la incomunicabilidad. Pero fue Pirandello (1867-1936) quien imprimió el verdadero gran cambio del teatro italiano, llevando al absurdo los roles impuestos por la sociedad burguesa. Este autor arranca la máscara detrás de la cual cada uno defiende sus propias convicciones, escondiendo su verdadera identidad, y desnuda la verdad, tal como lo demuestra el título que reúne toda su producción teatral: Máscaras des nudas. Pirandello introdujo también la innovación técnica del “teatro en el teatro”, que revolucionó la forma dramática tradicional. Después de 1861, los ciudadanos de la Italia unificada utilizaban aun principalmente los dialectos, y eran muy pocos los que conocían el italiano. Es por este motivo que florece en todas las regiones el “teatro dialectal”. Sin embargo, el dialecto se afirma fundamentalmente en el área napolitana, gracias a los hermanos De Filippo. Los textos de Eduardo (1900-1984), con sus personajes de extracción popular o pequeño-burguesa, representan situaciones cotidianas, cargadas de melancolía. El éxito de su teatro depende de la capacidad del autor-actor para interpretar las aspiraciones pequeño-burguesas de un público que se está emancipando -no sin contradicciones- a través de personajes frecuentemente al margen de la sociedad, que intentan un improbable ascenso social. Eduardo refleja en el teatro las experiencias vividas directamente por el público reunido en la platea, hacia el cual manifiesta una gran solidaridad.

teatro 2

Un nombre importante en la historia del teatro italiano es el del director Giorgio Strehler que, en la Posguerra, junto a Luchino Visconti, fundó la “dirección moderna” en Italia. En los años ‘50 se afirman directores interesantes, como Luigi Squarzina, Mario Missiroli, G

iancarlo Cobelli y Aldo Trionfo. Entre los años ’70 y ’80 los nombres más representativos son los de Luca Ronconi y Massimo Castri.Actualmente sigue viva la tradición napolitana con el hijo de Eduardo, Luca De Filippo, mientras que Dario Fo, premio Nóbel de literatura, es una de las figuras centrales del teatro italiano.

teatro 3

La Cultura debe ser parte de la agenda de la vida…

5 cosas que todo buen cocinero debe saber

El mejor aderezo, pastas perfectas, huevos fritos como de revista… sigan leyendo.

Algunos lo hacen por placer; otros, por curiosidad; y los hay quienes, simplemente, lo hacen por necesidad. Sin importar cuál sea tu caso, si cocinas, hay ciertas normas de oro que asegurarán que tus comida diaria quede deliciosa y como de restaurante.

cocinero 1

  1. Cuando hagas aderezo casero (la base de la mayoría de los platos que vas a preparar), calienta bien el aceite en una sartén a fuego medio. Primero agrega la cebolla y, unos minutos después, el ajo, pues este último se quema más fácilmente. Cocínalo lentamente, no te apures, un aderezo casero tradicional toma aproximadamente media hora en hacerse, hasta que tenga un color acaramelado y una textura pastosa. Una vez listo, si quieres, puedes guardarlo en porciones en el congelador, para cocinar durante la semana. Si quieres hacer una versión rápida, cocina la cebolla entre 7 y 8 minutos, agregando el ajo en los últimos 3, hasta que la cebolla quede transparente. Lo único malo de este aderezo es que no lo puedes congelar, solo usarlo en el momento.
  2. Cuando prepares pasta, no escatimes en el tamaño de la olla ni la cantidad de agua. Debes agregar un litro de agua por cada 100 gramos de pasta. Al momento de echar la pasta, el agua debe estar hirviendo (no con un par de burbujitas, sino en plena ebullición), y deberás añadirle solamente sal, no es necesario poner aceite. Si sigues estos pasos al pie de la letra, la pasta quedará al dente y no se pegará.
  3. Nunca presiones la carne en la sartén ni en la parrilla. No sabemos en qué momento se inició esta costumbre, ¡pero no sirve para nada! Lo único que conseguirás, si aplastas la carne con la espátula, es que pierda sus jugos y quede dura.

cocinero 2

  1. Cuando frías un huevo, hazlo en una mezcla de aceite y mantequilla. Así, el huevo quedará más sabroso. Además, cuando lo frías (siempre a fuego moderado), inclina la sartén un poco y, con una cuchara, rocíale un poco del aceite caliente de la sartén sobre la clara, en la parte más cercana a la yema. Así se cocinará parejo y más rápido, antes de que te queden los bordes quemados.
  2. Aliña tus ensaladas justo antes de servirlas, asegurándote de que las verduras estén bien secas (sin rastros de agua). Primero, añade la sal, luego el vinagre y, finalmente, el aceite. Esto permitirá que los sabores impregnen las verduras y no acabes comiendo un plato soso.

cocinero 3

Disfruta del arte de cocinar…