Un gesto solidario para los amantes del café

     En Nápoles, Italia, surgió un acto de solidaridad que se expandió en otras partes del mundo: el café pendiente. Esta práctica consiste en pedir en un local un café y dejar pago otro “pendiente” para aquel individuo con bajos recursos que no pueda pagarlo.

     Países como Argentina, Chile y México han tomando esta iniciativa. En la localidad sureña de Río Cuarto, por ejemplo, El Concejo Deliberante dio la ordenanza de dejar pago un café para que sea consumido por quienes no tienen recursos económicos.

     En nuestro país esta iniciativa también ha calado, diversos escenarios como el Cafetín de Dereho de la UCV han servido para poner llevar a cabo esta original práctica. La idea de esto es establecer una forma de convivencia distinta con el otro, una manera original de incluirlo y hacerlo participe de la sociedad.

    Actuar con otros individuos pensando en estos como tus semejantes, definitivamente ayuda a construir un mundo mejor, ya que dejamos de pensar en nosotros mismo y prestamos atención a las necesidades del otro que también son importantes. Detalles como el café pendiente ayuda a hacernos más humanos y solidarios.

     Esta práctica permite crear conciencia y motivar a otros a ser copartícipes de un buen gesto. Solo imaginen lo agradable que debe ser para una persona poder tomarse un café pendiente, cuando en ese momento no tenía recursos para pagarlo.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s