¿El oro se puede comer?

Anteriormente, pensar en oro en la comida era imaginarse la grata sorpresa de encontrarse un anillo de compromiso cuidadosamente escondido en un platillo romántico. Sin embargo, hoy en día tenemos postres y banquetes que contienen, en sus ingredientes, este metal  precioso y tan codiciado por muchos.

La presentación que se usa por lo general son: las hojas de oro, finas láminas, y también en delicado polvo. El oro de 24 kilates es más blando que el que se mezcla con otros metales como plata o cobre. En gastronomía, solo puede usarse puro o en aleación con plata, que es también digerible.

De acuerdo a regulaciones europeas, no hay un límite de cuánto oro es seguro ingerir, ya que se trata de un metal inerte sin efectos secundarios que en 24 horas abandona el organismo.  Incluso, una receta italiana del siglo XVI, el “Risotto d’oro con basilico e parmigiano” fue muy popular y aclamada por todos.

En el siglo XV, lo alquimistas pensaban que el oro tenía atributos medicinales y, quienes lo podían costear, comían dulces cubiertos de oro, convencidos de que les ayudaba a la salud del corazón.

Durante el reinado de Elizabeth, en los banquetes se acostumbraba espolvorear un poco de oro sobre bandejas de frutas. Por su parte, los japoneses han agregado oro comestible a alimentos y al sake desde hace siglos.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s