Ravioles: lo que NO debes hacer

     Si hay algo que nos encanta de la comida italiana son los asombrosos ravioles que, sin duda, son toda una delicia para el paladar. Sin embargo, los ravioles no siempre nos quedan tan bien y es porque frecuentemente nos equivocamos a la hora de prepararlos.

     Hoy te daremos una pequeña lista de los errores más comunes. Evítalos a toda costa y ¡manos a la obra!

  1. No cocinar el relleno. Al preparar tus ravioles, la carne o vegetales que vas a utilizar para rellenarlos NO deben estar crudos. Por el contrario, deben tener un mínimo de cocción antes de comenzar la preparación.

  1. Congelarlos sin dejarlos secar. Para conservar los ravioles por más tiempo y con mayor consistencia, debes congelar los mismos en envases con tapas herméticas. Recuerda dejar que la pasta se seque antes de meterlos en la nevera.
  1. Colocar demasiados en la olla. Al momento de cocinar los ravioles, procura no desbordar la olla con agua y evita saturarla de ravioles. De otra manera, estos se terminarán pegando unos con otros.

  1. Dejar agua luego de la cocción. Este es uno de los errores más frecuentes al preparar pastas en general. Cuando la cocción esté completa, escurre toda el agua de la olla de modo que no deforme o modifique la consistencia de tus ravioles.
  1. Acompañar con salsas procesadas. Si te tomaste el tiempo para elaborar tus riquísimos ravioles, acompañarlos con salsas procesadas es la peor ofensa que puedes hacerte. Prepara también tus propias salsas y acompañantes.

¡Sé creativo y encántate con tus creaciones!

Un zapateo con historia

Su cuna es Andalucía, específicamente la rivera del Guadalquivir. Tiene un toque hindú, griego, bizantino, persa, árabe, hebreo, gitano y, por supuesto, andaluz. La mezcla de todas estas culturas dio nacimiento a un baile que hoy día es practicado alrededor de todo el mundo: el flamenco.

Por dos siglos aproximadamente, las personas han movido sus cuerpos, tocado sus guitarras y afinado sus voces al ritmo de este arte bailable. Esta danza surgió en los hogares de los cantaores, quienes interpretaban canticos en reuniones familiares. Es en el siglo XIX que el zapateo llega a uno que otro café y teatro. Luego pisó CádizSevilla y Jerez de la Frontera.

Más tarde los cantaores comenzaron a convertirse en artistas. En el siglo XX, Pepe Marchena se dio a conocer gracias a su ópera flamenca. Posteriormente, se hicieron famosos dentro del flamenco Manolo Caracol, Camarón de la Isla y Paco de Lucía. Estos dos últimos lograron internacionalizar este arte y en su camino de cantaores lo siguieron otros artistas.

Con el pasar del tiempo, el flamenco se ha fusionado con otras armonías como jazz y bossa nova. Entre los pioneros de estas mezclas se destacan: Pata Negra, Ketama, Navajita Platea, Chano Domínguez, entre otros.

Sin embargo, el flamenco original o puro aun se sigue escuchando en la actualidad gracias a artistas como La Paquera de Jerez, conocida como la reina de las bulerías; Alonso Núñez Núñez o también llamado Rancapino”; José Menese y muchos otros.

La popularidad de este baile ha sido tan grande en el mundo que, en el 2010 la Unesco lo declaró Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Si quiere escuchar las melodías y presenciar los movimientos del flamenco, asiste los viernes a Il Papardelle mientras disfruta de su plato preferido acompañado de un buen vino.

La pasta y sus historias

Durante mucho tiempo se ha sostenido la versión que afirma que fue Marco Polo quien llevó la pasta a Italia, luego de su viaje a China en el siglo XIII. Expertos y conocedores del tema desmienten esta historia.

Apicio (gastronomo romano del siglo I d.C.) revela en su famoso manual, que los romanos colocaban pasta troceada en sus comidas para darle mayor consistencia a las mismas. Por otro lado, la cámara sepulcral de la famosa tumba etrusca de Cerveteri, llamada “De los Relieves” –que data del siglo III a.C. – muestra en su decoración numerosos utensilios domésticos entre los que destacan algunos especiales para cortar, dar forma y cocinar la pasta. Dichos indicios dan cabida a una segunda versión acerca del origen de este noble alimento.

La pasta siguió estando presente en las mesas italianas, bajo diferentes nombres. En 1400 se le llamaba “lasagna”; en 1800 modificaron su nombre a “vermicellai”, y entre esos 400 años se dio origen a los “fidelli”, que eran hilos de pasta en forma cilíndrica.

Gracias a la pasta los tenedores pasaron a tener tres dientes, en vez de dos, debido a que a los napolitanos se les dificultaba enrollar el espagueti y debían comerlos con las manos. Posteriormente, se dio origen a diversos tipos de pasta: cortas, largas, rellenas y en lonchas.

¡Pide el menú de pastas Il Pappardelle y escoge la que más te guste para tu almuerzo!

 

 

 

Historia de los Ñoquis

Los ñoquis son un tipo de pasta italiana elaborada con papa o patata y sémola de trigo. Existen distintos tipos de preparación de ñoquis.

 

 

Los señores feudales de la época solían ser los dueños de los molinos en donde los campesinos molían el trigo para hacer harina con la cual preparaban sus pastas, sin embargo en cierto momento los señores decidieron aumentar las tasas de los precios que los campesinos pagaban para poder moler el trigo.

 

Ante el repentino aumento del costo de la harina de trigo, los campesinos italianos experimentaron exitosamente con un sustituto de la harina: el puré de patatas.

 Esta semana traemos para usted un tipo de preparación de los ñoquis por el Chef internacional Paulo Sabess. El cual  nos enseña a preparar uno de los más exquisitos. ¡Disfrútelo!

 

 

 

Dedos de Mozzarella

 

Es costumbre que unos cuantos minutos antes de degustar el plato principal se pida una entrada. Primero, para alivianar sí estamos muy hambrientos y segundo para ir preparando el estómago y tener una excelente digestión al finalizar la comida.

Pues nosotros tenemos múltiples opciones para esta categoría, pero hoy queremos recomendarte una muy deliciosa y nutritiva, como lo es los dedos de queso mozzarella.

Los mejores acompañantes para el almuerzo o la cena son los amigos y la pareja, un par de tragos y listo. Ya que esta entrada que has pedido no requiere de muchos ingredientes para resaltar su sabor, solo basta con unas cuantas salsas y quedará para chuparse los dedos.

El acompañante por tradición para los dedos de mozzarella suele ser la salsa de tomate. En algunas oportunidades se realizan salsas marinadas, de mayonesa, de ajo, rosada o curry. Cualquiera que sea tu elección podrás disfrutar de este delicioso platillo en tu restaurante italiano Il Pappardelle.

 

 

 

 

Tipos de pizza

 La peculiaridad de la pizza se debe principalmente a su base, que debe prepararse con masa de pan (completamente desprovista de grasa) tierna y elástica, estirada a mano en forma de disco sin tocar los bordes, que durante la cocción formarán la típica ‘cornisa’ (corniciones) de 1 o 2 cm, mientras que en el centro la masa tendrá unos 3 mm de altura. Un paso rápido por un horno muy caliente debe dejarla húmeda y suave, no demasiado cocida con el toque de distinción del toping, por ello a continuación mencionaremos algunas de las mas populares en el mundo y que Il Pappardelle trae para ti

 

Pizza hawaiana: pizza preparada con jamón y piña. La pizza hawiana no es de origen hawaiano, tal y como menciona su nombre. En Italia la pizza “Hawaiana” se considera una invención de la gastronomía alemana como variante de la tosta hawái (o tostada hawaiana). Dicha tostada se elabora con piña como ingrediente.

  

Pizza Cuatro Quesos:

Una de las más populares a lo largo y ancho del mundo, y apta para los amantes del queso. A pesar de lo que su nombre nos indica, la verdad es que estamos ante una pizza de gran versatilidad y de combinaciones de queso ingeniosas, que dan como resultado sabores únicos. Os recomiendo una selección a base de mozzarella, provolone, parmesano y emmental.

 

Pizza Prosciutto:

Prosciutto es el término italiano para ‘jamón’, aludiéndose con mayor frecuencia al curado, que se sirve sin cocinar, cortado fino. A este estilo se llama en Italia prosciutto crudo, distinguiéndose del cocinado (cotto, ‘cocido’). La pizza Prosciutto lleva como ingrediente toping: queso mozzarella y emmental junto con el sabroso toque del jamón cocido ahumado.

Pizza Napoli:

Originaria de Nápoles Italia, tiene la misma base para la masa de cualquier pizza pero se diferencia por sus ingredientes acompañantes  sencillos como: salsa de tomate, queso mozzarella, tomates frescos, diente de ajo, perejil picado o albahacas frescas, aceitunas verdes y aceite de oliva.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Historia de la Pizza

La  pizza nace como un alimento elaborado por los habitantes humildes de la ciudad de Nápoles en 1889 y la composición no era tan variada como en la actualidad. La pizza entendida en su forma más simple: como la mezcla de una masa de pan elaborada al horno y que se cubre posteriormente con salsa de tomate y queso.

 

 Sin embargo se sabe que antes de la llegada del tomate a Italia, los napolitanos preparaban lo que hoy en día se denomina «pizza blanca» elaborada con ajo, perejil y aceite de oliva. En algunas ocasiones se empleaba un queso denominado caciocavallo (queso elaborado en aquella época con leche de yegua y que hoy en día se elabora con leche de búfala), o con un pequeño pescado denominado cecenielli («Pizza con i cecenielli»).

 

La reina Margarita de Saboya residía con su real familia en Capodimonte y había oído hablar de esa “comida de plebe “ que disfrutaba de tanto prestigio en el lugar. Quiso satisfacer su curiosidad y envió al panadero Rafaele Espósito, de la pizzería “ Pietro il pizzaiolo” la real orden de prepararle una pizza.

 

El panadero quiso engalanar esta pizza con los colores de Italia y agregó al rojo del tomate, el verde de la albahaca y el blanco del queso mozzarella. Llamó a su invento “pizza a la Margarita”, inaugurando así una nueva era, en está que sería tal vez la comida más popular de Italia y del mundo.

 

 

Etimología de la Palabra Pizza

Se piensa que la palabra «pizza»proviene de pinsa, participio pasado del verbo latino pinsere, que significa ‘machacar’, ‘presionar’, ‘aplastar’. Esta descripción etimológica hace referencia a la manera de elaborar la masa de la pizza, así como a su origen en una forma de pan plano, aplastado sobre el piso del horno.

 

 

GASTRONOMÍA SIMILAR A LA PIZZA DE NÁPOLES

Calzone: plato elaborado de forma similar a la pizza al horno, pero completamente cerrado por la  masa, suele estar relleno de queso (mozzarella y ricotta).

Sfiha: corresponde a la  preparación “árabe” semejante a ciertas pizzas (muy probablemente las preparaciones árabes fueran previas a las pizzas y también fueron conocidas antes que en Italia por los griegos que las habrían divulgado en la Magna Grecia.

Uttapam: la variante denominada pizza india. La masa suele estar elaborada de una proporción de 1:3 de harina de lentejas, urad dal y harina de arroz (la proporción hace que sea finalmente 1:1 debido al arroz cocido) que tiene que ser fermentado

Panzerotto: Es originario de la región Puglia, en el sur de Italia. Se compone de una masa de harina de trigo mezclada con grasa de cerdo y levadura de cerveza. Se rellena con salsa de tomate natural y queso mozzarella y se fríe con grasa de cerdo. Contrariamente a lo que podría parecer, queda crujiente absorbiendo poca grasa.

 

Focaccia: una especie de pan plano cubierto con hierbas y otros productos alimenticios.