Comer en Caracas  

 

Debido a la influencia migratoria, Caracas cuenta con una amplia cultura gastronómica y podrás encontrar platos típicos de cada región del país combinadas con comidas de muchos otros países. La ciudad cuenta con gran cantidad de restaurantes de todas las nacionalidades, como por ejemplo italianos, españoles, franceses, mexicanos, chinos, japoneses, entre otros. Gran parte de los españoles que arribaron al país se instalaron en la zona de La Candelaria, por lo cual es allí donde se concentran los mejores restaurantes españoles, como Il Pappardelle.

caracas 1

Caracas ofrece varias delicias típicas entre las cuales se encuentra por ejemplo el asado negro criollo, la arepa, el pabellón criollo (plato nacional elaborado a base de arroz blanco, judías negras, plátano frito y carne desmechada) y la ensalada de gallina, mientras que las bebidas tradicionales son la chicha, la tizana, el carato y el guarapo de papelón con limón. La arepa es un plato preparado a base de harina de maíz, sea asada o frita, y que puede ser para acompañar comidas o también puede ser rellana de carne, queso u otros ingredientes. También son tradicionales las empanadas, una especie de pasteles fritos rellenos (el que puede variar de acuerdo a la región).

caracas 2

En Caracas se consumen mucho los frijoles negros (llamadas también caraotas negras), sea para acompañar otros platos o como sopa. Uno de los platos más conocidos que se acompaña con las caraotas negras es el llamado “pabellón“. Otro de las platos tradicionales es la “cachapa“, que generalmente se consume entre los meses de agosto y septiembre y consiste en un plato de maíz muy sabroso en forma de panquecas y relleno con queso de mano blanco –típico de Venezuela-.

A la hora de los postres, el denominado “Bien Me Sabe” se lleva los laureles, es una torta de bizcocho y coco, saborizada con marsala. También son muy populares los dulces de leche abrillantados de los Andes y las conservas de frutas tropicales, como por ejemplo el plátano, la batata, la guayaba y la batata. Otra de las delicias tradicionales es el quesillo, preparado a base de una mezcla de huevos y azúcar y cocida a baño de María con caramelo de azúcar.

Es que yo quiero tanto a mi Caracas…

Advertisements

La cocción de los mariscos

mariscos 1

Aunque cocer un alimento es un término bastante amplio que designa la acción de transformar un alimento crudo en otro cocinado, cuando hablamos de cocer marisco nos referimos casi siempre a la acción de hervirlo, es decir, cocinarlo en un líquido (en este caso agua) calentado hasta el punto de ebullición.

La cocción del marisco es muy fácil en teoría, pero la obtención de resultados óptimos requiere el conocimiento de ciertas técnicas (bastante sencillas) y de cierta práctica, ya que pequeñas variaciones en el tiempo de cocción y en la cantidad de sal aplicada, pueden ser la diferencia entre un exquisito bocado y un pasable alimento.

mariscos 2

El agua de mar tiene la salinidad perfecta para la cocción del marisco, pero no es fácil tener agua de mar a mano y, lo que es peor, tenemos el riesgo de que esté contaminada. El agua potable, con la debida proporción de sal disuelta, es la alternativa más empleada y con ella se obtienen unos resultados más que satisfactorios.

Hay una regla general que dice: El marisco vivo debe echarse cuando el agua está fría. El muerto cuando esté hirviendo.

Esta regla es aplicable a los grandes crustáceos (langosta, centollo, buey, nécora, etc.), los langostinos, gambas, camarones etc. estén vivos o muertos, se echan cuando el agua esté hirviendo.

El motivo de esta regla es bastante lógica. Si el crustáceo está vivo, al notar el agua hirviendo soltará las patas y, por la zona de unión de las patas con el cuerpo, perderá la parte interior y se quedará vacío o le entrará agua de la cocción que estropeará el gusto del marisco. Al ir calentando el agua poco a poco el animal no soltará sus extremidades. Hay quien dice que este sistema es una crueldad, y puede que lleven razón. Si el crustáceo está muerto el motivo es parecido. Si lo echamos desde que el agua esté fría, estará mucho tiempo en fase de cocción y se corre el riesgo de que pierda sus patas.

Cuando el crustáceo está vivo, hay una alternativa para no cocerlo vivo que, al fin de cuentas, es una crueldad. Se trata de matarlo de frío, mucho menos doloroso que quemarlo vivo. Par ello, simplemente meterlo en el congelador hasta que muera. Ojo, no se trata de congelarlo sino de que muera.

mariscos 3

A continuación expongo una tabla donde se indica la cantidad de sal a disolver en el agua de cocción y el tiempo que hay que mantener el marisco en cocción. Esta tabla es bastante general y, aunque da buenos resultados, recomiendo que se adapte a los gustos particulares de cada uno, aumentando o reduciendo tiempos y cantidades. En cocina lo más importante es la práctica.

El tiempo indicado en la tabla se cuenta a partir del primer hervor después de echado el marisco.

Para cierto tipo de mariscos, concretamente la gamba, langostino, camarón, cigala pequeña y percebe, la mejor forma de controlar el tiempo es la siguiente: Se pone a hervir el agua con la sal correspondiente disuelta. Cuando esté hirviendo, se echan los mariscos (el agua dejará de hervir). Cuando el agua comience a hervir de nuevo se sacan. En la tabla he indicado estos mariscos con un asterisco (*) en la columna de tiempos.

Disfrute de un rico plato de mariscos en el mejor Restaurante de La Candelaria, somos Il Pappardelle.

Comidas sencillas para Navidad

comida 1

Todos queremos que nuestra cena navideña sea un disfrute para nosotros mismos y para nuestros invitados. Pero quizás contamos con una familia pequeña, o realmente tenemos poco tiempo para invertir en grandes preparaciones como pavos navideños o preparaciones más elaboradas. Esto no debe preocuparte: hay opciones para tener una cena navideña sin tanto esfuerzo pero que sea igual de deliciosa.

Te damos algunas ideas de comidas sencillas para Navidad.

Pavo rápido para Navidad

comida 2

Pollo con salsa de champiñones

comida 3

 

Ensaladas de Navidad

comida 4

 

Platos fríos

Un modo sencillo de encarar la cena navideña es preparando platos fríos que puedes dejar listos el día anterior y no llevan mucho tiempo, como ser algún arrollado o unos huevos rellenos.

comida 5

Sólo te quedará conseguir algún pan dulce o panettone artesanal o unos turrones y, sin mucho trabajo ni tiempo, tendrás una cena navideña sencilla pero muy disfrutable.

La Ruta Gastronómica de la Candelaria

Con motivo de la Fiesta de la Convivencia en la celebración del Aniversario 445 de Caracas, La Alcaldía Metropolitana de Caracas junto a Fonfinep invitaron el pasado 21 de julio a participar de la Ruta Gastronómica en la Candelaria.

Durante todo el mes de Julio se realizaron múltiples actividades, en las cuales la gastronomía fue una de las grandes protagonistas, abriendo con “Buen Provecho La Carlota”, luego “Con Gusto en El Hatillo”.

Para cerrar, la Ruta Gastronómica se usó el Teatro Imperial ubicado frente a La Plaza La Candelaria.

ruta 1

La Ruta gastronómica de La Candelaria es un regalo para Caracas, un regalo en el que los ciudadanos disfrutaron lo mejor de la gastronomía española, mientras se hizo uso de los espacios públicos de forma positiva.

Durante la actividad se presentaron músicos en las principales esquinas de La Candelaria, catas de vino, café, miel, conversatorios sobre historia, gastronomía, innovación culinaria y emprendimiento.

Con la participación de 30 comercios culinarios que ofrecieron un menú especial de degustación, con un costo de Bs. 50 permitieron a los participantes de La Ruta visitar la mayor cantidad de restaurantes posibles para reencontrarse con las bondades de la parroquia gastronómica de Caracas.

ruta 2
Dicha actividad también contó con grupos culturales españoles, portugueses y venezolanos quienes dieron muestra de sus artes y cultura fomentando el intercambio cultural. Tertulias sobre la historia gastronómica caraqueña y emprendimiento para conversar sobre la capacidad productiva de La Candelaria y de las posibilidades para potenciarla.
 

¡Excelente actividad!

¿Cómo preparar un Delicioso Panzerotti?

Un Panzerotti es una empanada de masa de pizza y diversos rellenos, de origen italiano.

Son suaves, crocantes y cuando uno las muerde, el queso se estira provocando a más no poder.

panzerotti 1

¿Qué necesitas?

½  kilo de harina de trigo.

13 g de levadura de panadería (puedes encontrarla en una panadería vecina).

3 cucharaditas de sal.

4 cucharadas de aceite de oliva.

1 ½ taza de agua tibia.

Para el relleno.

Pasta de tomate.

250 g de jamón o de prosciutto.

250 g de aceitunas negras.

250 g de mozzarella.

Aceite para freír.

panzerotti 2

Preparación

Pon a diluir la levadura en el agua tibia hasta que el agua esté espumosa.

Mientras tanto, en un mesón limpio, pasa el kilo de harina por un colador (esto se llama tamizar) formando una montaña.

Abre un hueco en el centro del montón de harina, agrega la sal y mezcla con la harina añadiendo la harina desde afuera hacia el centro.

Poco a poco, agrega las cucharadas de aceite una a una en el centro de la harina y cúbrelas con la harina para empezar a formar la masa.

Ahora, es el momento de agregar el agua con la levadura. Empieza a hacerlo de a poquitos y en el centro de la harina. Se forma como una especie de “piscina”. A esta piscina, ve añadiéndole la harina que hay a su alrededor hasta que empiece a tomar consistencia de masa. Sigue haciéndolo hasta terminar el agua con la levadura.

Reúne toda la masa y con mucho ánimo, amasa hasta que todo esté bien incorporado.

Pon la masa a reposar en un recipiente espolvoreado con harina y cúbrela con un paño durante 2 horas hasta que duplique su tamaño y haga efecto la levadura.

Lo mejor es dejarla en un lugar tibio.

El siguiente paso es armar el relleno. Este que hoy te traigo es solo un ejemplo, pero existen tantos rellenos como se te ocurran. Puedes experimentar con diferentes combinaciones y sabores.

Lo que si debes tener en cuenta es que la mayoría de ellos, llevan como base la pasta de tomate. El resto va por tu cuenta.

Entonces, picamos en cuadritos el jamón, las aceitunas y la mozzarella.

Tomamos una parte de la masa y sobre el mesón espolvoreado con harina, pasamos el rodillo sobre la pasta hasta que tenga más o menos 3 mm de espesor.

Cortamos cuadrados de 15 cms x 15 cms (puedes hacerlos más pequeños o más grandes) y ponemos en una de las mitades de cada cuadrado, un poquito de pasta de tomate, mozzarella, jamón y aceitunas. Cubrimos una mitad con la otra como si estuviéramos haciendo una empanada, presionamos bien los bordes y con la ayuda de un plato sopero boca abajo y haciendo presión, cortamos para crear la forma de medialuna del panzerotti.

Pon a calentar abundante aceite en una sartén honda y cuando esté bien caliente, agrega los panzerotti con cuidado de no poner demasiados.

Retíralos cuando estén dorados y déjalos descansar sobre toallas de papel para absorber el exceso de grasa.

Puedes comerlos así solos o acompañados de pasta de tomate por encima.

También puedes hacer bastantes y tenerlos congelados para cuando necesites.

panzerotti 3

A disfrutar todos de esta rica receta. Opinen como les quedó su Panzerotti.

Italia vs. Francia

     Tanto en el fútbol como en la gastronomía, los países europeos se disputan el primer lugar en la mente y en las preferencias de los fanáticos, especialmente Italia y Francia. Pero, en realidad ambas cocinas mantienen tradiciones que son reconocidas a nivel mundial y que gustan a gran cantidad de personas.

     En esta ocasión, no pondremos a competir las bondades de cada una sino que, por el contrario, queremos hacerlas resaltar para que todos conozcan qué las hace tan especiales; además de mostrar qué las diferencian entre sí.

     Por su parte, en la cocina italiana impera la necesidad de utilizar ingredientes frescos. También es caracterizada por incorporar aceite de oliva, tomate, hierbas y queso, enriqueciendo enormemente esta gastronomía.

     A pesar de que cuentan con platillos bastante simples, una comida completa se compone por el aperitivo, dos platos principales y una ensalada. Aquí destaca el primer plato por estar cargado de carbohidratos y ser pesado,  mientras que el segundo es ligero y se basa en proteínas.

    Las especialidades italianas se podrían separar según la región. Por ejemplo, Nápoles es la casa de la pizza y el queso mozzarella. Cerdeña se conoce por el cordero y el queso Pecorio; pero, Piemonte y Lombardia son reconocidos por los risottos.

     En el caso de la cocina francesa, la mayoría de sus comidas inician con un aperitivo conformado por pan y queso, debido a su afición por estos alimentos. También sienten gran pasión por el vino y acostumbran incluirlo en la mesa.

    Una similitud con la gastronomía italiana es la preparación de platillos simples con los que se aprovechen los ingredientes de la temporada. Entonces, para añadir sazón, las salsas son el secreto.

     Debido a que son los mayores consumidores de queso en el mundo, los franceses cuentan con más de 100 tipos lo que logran satisfacer sus antojos. Y, por sus exquisitos gustos, se han convertido en especialistas de la alta cocina o como ellos le llaman “haute cuisine”.

      Ahora, conociendo las características principales de cada una, puedes apartar un espacio en tu agenda para darte un buen gusto y disfrutar de excelentes platillos internacionales.

6 alimentos para adelgazar

Antes de probar todas dietas que están de moda, conoce estos alimentos que te ayudan a quemar grasa de manera efectiva, si los combinan con alguna actividad física.

  1. Yogurt griego: Es una sabrosa alternativa para perder peso, porque tiene un alto contenido de proteínas. Los especialistas en nutrición señalan que el consumo de estas es importante para minimizar la pérdida muscular cuando se queman grasas.

  1. Quinoa: Un gran aliado para quemar grasas. Estos granos, capaces de aportar 5 gramos de fibra en una taza, han ganado fama y son considerados un “súper alimento”, por su alto contenido de proteínas. Es antioxidante y rico en nutrientes como el hierro, zinc, selenio y vitamina E.

  1. Patilla: Todos los alimentos ricos en agua ocupan más lugar en el intestino. Esto produce sensación de saciedad y lleva a consumir menos cantidad de otros alimentos. La sandía, al igual que el melón, están llenos de nutrientes, pero ambos son bajos en calorías.

  1. Verduras crudas: Las hojas verdes, zanahorias, apio y tomates satisfacen el deseo de tomar un bocadillo, aportan buena cantidad de agua y son bajas en calorías. Procura consumir verduras crudas, aunque sea una vez al día, pues te garantizarán vitaminas, minerales, fibra y antioxidantes que muchas veces se pierden con la cocción.

  1. Café: El extracto de café verde ayudaría a perder peso, ya que modifica la forma en la que el cuerpo procesa los alimentos, según un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Scranton, en Pennsylvania.

  1. Huevos: Consumir 2 huevos por día ayuda a adelgazar si se incluyen en el desayuno. Aportan la saciedad que evitará el picoteo durante el resto de la mañana. Por otro lado, las proteínas y energía que proveen, si los incluyes en la primera comida del día, permiten sobrellevar mejor un plan para perder peso.

Salsas con el toque italiano

     Las salsas italianas son conocidas por la utilización de aceite de oliva, sabores fuertes y cuerpo consistente. Algunas de las más conocidas son la boloñesa, el pesto y la napolitana. Son perfectas para pizzas, pastas, pastichos, entre otras sabrosas preparaciones.

     Aquí te dejamos los usos de estas deliciosas salsas con ese toque italiano que tanto te gusta.

1) Salsa napolitana: Es una denominación dada a la salsa derivada del tomate a la cual se le han añadido verduras tales como cebolla, zanahorias, ajo, pimentón y ha sido condimentada, principalmente con orégano.

     Se suele servir con cualquier tipo de pasta, principalmente las blancas, espolvoreando por encima queso parmesano o pecorino. También es perfecta para las pizzas.

2) Salsa pesto: Es la más conocida de la cocina italiana. Existen muchas variantes de la misma, sin embargo la más conocida es la salsa pesto genovesa. Se elabora con albahaca, ajo, piñones, queso y aceite de oliva.

     Otra variación es el pesto rojo siciliano, elaborado con tomates secos, pimientos, queso pecorino y aceite. El pesto de Trapani, también de Sicilia, en este caso lleva tomates, almendras, albahaca y ajo.

     Es una receta que tiene la ventaja de que se puede congelar, por lo que merece la pena hacer gran cantidad cuando la preparamos, ya que bien sea sobre pasta, ensalada o sobre cualquier carne, el pesto tiene un sabor peculiar que embelesa los paladares.

3) Salsa boloñesa o bolognesa: Comúnmente usada para acompañar pastas o a la típica polenta. Cuando se sirve en un plato aparece la denominación “alla bolognese” (a la boloñesa). Es espesa, de color rojo, muy empleada en las comarcas cercanas a Bolonia.

     Sus ingredientes principales son carne picada o molida, zanahorias, apio, cebollas y tomates, a veces todo ello en forma de salsa de tomate. Según las diferentes recetas es posible encontrar además, pimiento, ajo, vino blanco o tinto, hierbas y especias varias.

Rompiendo Récord Guinness con la comida

Los Récord Guinness celebran las hazañas más extrañas e importantes que han sorprendido a la humanidad. En esta ocasión, veremos algunas relacionadas con comida más impresionantes, y lo mejor es que hay proezas venezolanas.

1) Arepa más grande del mundo: Harina P.A.N. celebró sus 50 años preparándola en 2011. Su peso fue de 493 kilos y se convirtió en la más grande de la historia.

2) Heladería con más sabores: La heladería Coromoto, en Mérida, posee más de 800 sabores y es la que tiene más amplia variedad en el mundo. 100% de origen venezolano.

http://www.lapatilla.com/site/wp-content/uploads/2011/10/merida9.jpg

3) Hallaca más grande del mundo: Contó con 180 metros de longitud. Fue realizada por un equipo de 300 cocineros, en el estado Lara, quienes tardaron 4 horas en su preparación.

4) La burbuja de chicle más grande: Chad Fell (USA) sopló una de 50,8 cm. de diámetro, sin ayudarse con las manos en el año 2004.

5. Más rapidez para tallar una tonelada de calabazas: Stephen Clarke talló una tonelada de calabazas para Halloween el 29 de octubre del 2008, en 3 horas, 33 minutos y 49 segundos, en Atlantic City, Estados Unidos.

6. La ensalada más grande: En Creta (Grecia) se elaboró en 2010 una ensalada de tomates, pepino, pimentones, feta, aceite de oliva, orégano y sal. Se elaboró por 600 voluntarios y pesó 13, 417 kilos.

l

7) La feria de comida más grande: En el Cairo (Egipto) se encuentra Oasis restaurants and Entertainment, con 41.000 mts2. Sólo 25 locales, pero tiene capacidad para más de 4 mil personas.

¡Descubrimientos geniales!

    El ser humano siempre ha buscado experimentar con nuevos alimentos para encontrar sabores asombrosos. Empresas dedican enormes cantidades de dinero para la creación de alimentos que tengan éxito en el mercado. Sin embargo, algunos de los más solicitados hoy en día, fueron descubiertos por accidente.

     Aquí te presentamos la lista de los 6 comidas más exitosas que se descubrieron por “casualidad”.

1) Papas fritas: En 1853, el Chef George Crum, era víctima de los reclamos de un cliente quien se quejaba porque que las papas eran muy gruesas, blandas y sin suficiente sal, por lo que en un arranque de coraje decidió cortarlas, freírlas hasta que endurecieran y agregarles sal extra. El comensal quedó satisfecho, y se convirtieron en la atracción principal del restaurante.

2) Hojuelas de maíz: Nacieron en 1894, cuando los hermanos Kellogg buscaban un alimento que fuera nutritivo, para esto se encontraban experimentando con trigo, hasta que por descuido dejaron un poco en reposo, a su regreso se dieron cuenta que se había alterado formando una masa que luego hornearon hasta obtener el complemento perfecto del desayuno.

3) Galletas con chispas de chocolate: Cuando Ruth Wakefield, se quedó sin cacao en polvo en 1930, decidió machacar una barra de chocolate y agregarla a la masa. No se fusionó a la perfección, y eso es lo que agradó tanto del resultado.

4) Brownie: Hay tres mitos principales sobre la creación del mismo. El primero, que un chef añadió accidentalmente el chocolate derretido a la masa de galleta. El segundo, que un cocinero se olvidó de añadir levadura a la masa. Y en tercer lugar, la creencia más popular, que un ama de casa no tenía polvo de hornear e improvisó con este nuevo tratamiento; se dice que estaba horneando para los huéspedes y decidió servirles estas tortas aplanadas.

5) Carpaccio: El chef Cipriani se encontró un día con una condesa, quien le indicó que su médico le había prescrito comer carne cruda, y le preguntó si tenía en su carta algún plato con esa condición. Así que cortó una finísima lámina de un solomillo de buey, que aliñó con aderezos, mostaza y salsa. A la mujer le encantó el plato y le preguntó a Giussepe por su nombre, para poder pedirlo en futuras ocasiones. Cripiriani recordó que en Venecia se mostraba en esos días una exposición del pintor Vittore Carpaccio, cuyas obras se caracterizaban por la abundancia de los colores rojo y amarillo, contestó: Carpaccio de buey. La condesa se fue contenta y nació un nuevo plato para la gastronomía internacional.