Urbanidad en la mesa

El tiempo que nos ha tocado vivir, además de sus conquistas sociales y económicas, ha supuesto una merma educacional en nuestra alimentación y buenos hábitos comensales. Así, nos sentamos a la mesa sin tener los suficientes conocimientos de cómo actuar correctamente ante ella. En la mayoría de los casos hemos olvidado la tradición de buenas maneras que nuestros padres cuidaron tanto. Debemos pensar que la educación en la mesa es una norma a seguir en cualquier estadio, tanto doméstico como fuera de nuestro entorno habitual. Guardar una correcta compostura ante invitados será un signo de distinción que el resto de comensales sabrá apreciar, y al mismo tiempo nos dará la satisfacción de disfrutar de todo un compendio de placeres que comienza desde que nos sentamos hasta que nos levantamos de ella. Debemos considerar, además, que nuestra conducta será imitada por nuestros pequeños y si no la transmitimos convenientemente, esta desaparece o se transforma en una degeneración de buenas costumbres.

Hoy, la dinámica de la sociedad actual, impide que padres e hijos coman al mismo tiempo. Los padres por su horario, que en la mayoría de los casos fuerzan a comer fuera de casa, y los hijos por la misma razón, influyendo también el hecho de que estos comen en los propios colegios. Sabiendo cómo hay que obrar podremos adaptarnos a las circunstancias y gozaremos de la capacidad de obrar correctamente en una mesa de postín o en una parrillada al raso.

modales 1

EN LA MESA

En la mesa deberemos guardar una postura que refleje en todo momento nuestro nivel educativo. Para ello debemos seguir unas series de normas universales, sin que entren en litigio con las que adoptemos cuando viajemos a lugares de cultura diferente. Las piernas permanecerán paralelas y nunca las cruzaremos y por supuesto nunca las estiraremos molestando al resto de comensales.

Cuando se estén sirviendo los platos esperaremos hasta que el último comensal de nuestra mesa haya sido servido y entonces comenzaremos a comer, a no ser que antes lo haya hecho nuestro anfitrión. Él tiene la potestad de dar comienzo a la comida aunque por el número de comensales esta no haya podio ser servida en su totalidad.

modales 2

LOS CUBIERTOS

Los cubiertos se cogerán como si de una pluma se tratara, dejando por encima del dedo pulgar un trozo del mango de aproximadamente 3 a 4 cm.

En estos entrantes utilizaremos cuchillo y tenedor, el primero con la mano derecha y el segundo con la izquierda, de hecho esta es la disposición de los cubiertos antes de usarlos. El tenedor siempre se utilizará con la mano izquierda y solo cuando dejemos el cuchillo podrá pasar el tenedor a usarse con la mano derecha, pero solo eventualmente y verificando que el cuchillo ha quedado en su totalidad en el interior del plato.

Como norma general, solo cortaremos el trozo de alimento que nos vayamos a llevar a la boca y nunca trocearemos la pieza para luego dejar el cuchillo y usar solo el tenedor.

La cuchara de consomé se dejará sobre el plato que mantiene la taza, no sobre ella.

modales 3

No se debe fumar entre platos ni aun en la mesa, debiéndose levantar y apartarse a una sala de fumadores para degustar el habano o cigarrillo, solo fumaremos en la mesa cuando el anfitrión así lo haga.

Por último reiterar que de las antedichas normas es bien conocerlas, pues con el conocimiento obtendremos la libertad en su más puro estadio. Otra cuestión será el ejercer esos conocimientos. Imaginemos que vamos de invitado a una comida donde el anfitrión desconoce las más de las normas de urbanidad; gentilmente obraremos con educación pero sin destacar tanto como para ridiculizar a este. Adoptemos pues la máxima de “Donde fueres, haz lo que vieres”.

Advertisements

El Teatro Italiano

teatro 1

El teatro italiano tiene raíces remotas: sus orígenes se remontan a la cultura latina y griega. Constituido desde siempre por compañías ambulantes que viajaban de ciudad en ciudad, aún hoy el sistema teatral italiano se basa sobre el mecanismo de la “tournée”, es decir, que no existe una compañía establecida en una determinada ciudad.

En Italia, la comedia tuvo su último gran autor en Goldoni, con el pasaje de la máscara de la comedia del arte al personaje “caracterizado”. En la segunda mitad del siglo XIX se afirma cada vez más el drama burgués. Los temas de este tipo de obras son la familia, el adulterio (el triángulo marido-mujer-amante es un esquema recurrente), las relaciones sociales y la incomunicabilidad. Pero fue Pirandello (1867-1936) quien imprimió el verdadero gran cambio del teatro italiano, llevando al absurdo los roles impuestos por la sociedad burguesa. Este autor arranca la máscara detrás de la cual cada uno defiende sus propias convicciones, escondiendo su verdadera identidad, y desnuda la verdad, tal como lo demuestra el título que reúne toda su producción teatral: Máscaras des nudas. Pirandello introdujo también la innovación técnica del “teatro en el teatro”, que revolucionó la forma dramática tradicional. Después de 1861, los ciudadanos de la Italia unificada utilizaban aun principalmente los dialectos, y eran muy pocos los que conocían el italiano. Es por este motivo que florece en todas las regiones el “teatro dialectal”. Sin embargo, el dialecto se afirma fundamentalmente en el área napolitana, gracias a los hermanos De Filippo. Los textos de Eduardo (1900-1984), con sus personajes de extracción popular o pequeño-burguesa, representan situaciones cotidianas, cargadas de melancolía. El éxito de su teatro depende de la capacidad del autor-actor para interpretar las aspiraciones pequeño-burguesas de un público que se está emancipando -no sin contradicciones- a través de personajes frecuentemente al margen de la sociedad, que intentan un improbable ascenso social. Eduardo refleja en el teatro las experiencias vividas directamente por el público reunido en la platea, hacia el cual manifiesta una gran solidaridad.

teatro 2

Un nombre importante en la historia del teatro italiano es el del director Giorgio Strehler que, en la Posguerra, junto a Luchino Visconti, fundó la “dirección moderna” en Italia. En los años ‘50 se afirman directores interesantes, como Luigi Squarzina, Mario Missiroli, G

iancarlo Cobelli y Aldo Trionfo. Entre los años ’70 y ’80 los nombres más representativos son los de Luca Ronconi y Massimo Castri.Actualmente sigue viva la tradición napolitana con el hijo de Eduardo, Luca De Filippo, mientras que Dario Fo, premio Nóbel de literatura, es una de las figuras centrales del teatro italiano.

teatro 3

La Cultura debe ser parte de la agenda de la vida…

Italia vs. Francia

     Tanto en el fútbol como en la gastronomía, los países europeos se disputan el primer lugar en la mente y en las preferencias de los fanáticos, especialmente Italia y Francia. Pero, en realidad ambas cocinas mantienen tradiciones que son reconocidas a nivel mundial y que gustan a gran cantidad de personas.

     En esta ocasión, no pondremos a competir las bondades de cada una sino que, por el contrario, queremos hacerlas resaltar para que todos conozcan qué las hace tan especiales; además de mostrar qué las diferencian entre sí.

     Por su parte, en la cocina italiana impera la necesidad de utilizar ingredientes frescos. También es caracterizada por incorporar aceite de oliva, tomate, hierbas y queso, enriqueciendo enormemente esta gastronomía.

     A pesar de que cuentan con platillos bastante simples, una comida completa se compone por el aperitivo, dos platos principales y una ensalada. Aquí destaca el primer plato por estar cargado de carbohidratos y ser pesado,  mientras que el segundo es ligero y se basa en proteínas.

    Las especialidades italianas se podrían separar según la región. Por ejemplo, Nápoles es la casa de la pizza y el queso mozzarella. Cerdeña se conoce por el cordero y el queso Pecorio; pero, Piemonte y Lombardia son reconocidos por los risottos.

     En el caso de la cocina francesa, la mayoría de sus comidas inician con un aperitivo conformado por pan y queso, debido a su afición por estos alimentos. También sienten gran pasión por el vino y acostumbran incluirlo en la mesa.

    Una similitud con la gastronomía italiana es la preparación de platillos simples con los que se aprovechen los ingredientes de la temporada. Entonces, para añadir sazón, las salsas son el secreto.

     Debido a que son los mayores consumidores de queso en el mundo, los franceses cuentan con más de 100 tipos lo que logran satisfacer sus antojos. Y, por sus exquisitos gustos, se han convertido en especialistas de la alta cocina o como ellos le llaman “haute cuisine”.

      Ahora, conociendo las características principales de cada una, puedes apartar un espacio en tu agenda para darte un buen gusto y disfrutar de excelentes platillos internacionales.

Amor en diferentes idiomas

     El día más romántico del año está a la vuelta de la esquina y Cupido está preparado para lanzar su flecha por doquier. Pero ¿sabías que dar cartas en forma de corazón no es la única tradición que se ha adoptado para festejar esta fecha?

     Por ejemplo, en España es costumbre que las parejas demuestren su amor regalándose flores y dulces.

     En los Países Nórdicos la tradición de celebrar el día de los enamorados en febrero viene porque, anteriormente, se tenía la creencia de que los pájaros elegían sus parejas a mediados de este mes.

     En Gales las cosas cambian un poco. Es el 25 de enero cuando se le rinde homenaje al amor y la fiesta se conoce como “Día de Dwynwen”. La costumbre oficial consiste en que las parejas se regalen cucharas de madera talladas.

     Por su parte, las mujeres de Inglaterra que buscan alguien con quien casarse, deben despertar el 14 de febrero y de forma instantánea asomarse a la ventana. Entonces, se dice que el primer caballero que pase será su futura pareja.

     Corea, en cambio, es el lugar ideal para aquellos que no están enamorados. En este país los solteros se reúnen cada año para compartir el “Día Negro” comiendo Jajangmyeon o fideos negros, como también se les conoce.

     Las mujeres de Japón son un poco más arriesgadas, son ellas quienes se encargan de regalar chocolates a los hombres en el día de San Valentín. Según la tradición, si estos los rechazan es porque no las aman pero, si por el contrario, los aceptan deberán devolver el gesto otorgándoles chocolates el 14 de marzo, fecha conocida como “White Day”.

     Ahora que ya conoces todo esto, puedes dar un giro a tu celebración combinando costumbres de otros lugares y creando alguna propia. Pero, si te vas por lo tradicional, no olvides que te esperamos con una romántica y deliciosa cena en Il Pappardelle.

Un idioma, cientos de curiosidades

     Pensar en Italia es sinónimo de una rica cultura que se traduce en manifestaciones artísticas, gastronomía y en su particular idioma lleno de historia. El italiano se ha convertido en el lenguaje universal para comunicarse en temas de arte y cocina.

     Entre las curiosidades destaca que no es únicamente hablado en el país de origen. Además de Italia, otras naciones como Suiza, Vaticano, San Marino Croacia, Eslovenia y Eritrea lo han adoptado como idioma oficial.

     Sin embargo, es necesario destacar que es ampliamente utilizado en otros lugares, por lo que se ubica en el puesto número 20 del ranking de los idiomas más hablados a nivel mundial.

     En su vocabulario, las letras “k”, “j”, “y”, “w” y “x” no tienen lugar pues su origen proviene de otra lengua. Al ser empleado en ciertos términos se estaría en presencia de un extranjerismo. En el caso de las palabras que desean pronunciarse en plural, la “S” no es permitida; en tal sentido, es incorrecto decir “macarronis” ya que “macarroni” engloba su plural.

     Aunque el italiano y el español tienen muchas semejanzas, es importante no caer en errores al que la intuición puede inducirnos. De esta manera existen algunas palabras que tienen significados diferentes como “burro”, en el lenguaje europeo quiere decir mantequilla.

     Finalmente, los juegos de palabras también se presentan en italiano con conceptos que engloban gran variedad de letras. La más larga de ellas incluye 27 y se escribe “Sovramagnificentissimamente”, su connotación es muy positiva pues significa “mucho más que magníficamente”.

8314-roma5