Italia vs. Francia

     Tanto en el fútbol como en la gastronomía, los países europeos se disputan el primer lugar en la mente y en las preferencias de los fanáticos, especialmente Italia y Francia. Pero, en realidad ambas cocinas mantienen tradiciones que son reconocidas a nivel mundial y que gustan a gran cantidad de personas.

     En esta ocasión, no pondremos a competir las bondades de cada una sino que, por el contrario, queremos hacerlas resaltar para que todos conozcan qué las hace tan especiales; además de mostrar qué las diferencian entre sí.

     Por su parte, en la cocina italiana impera la necesidad de utilizar ingredientes frescos. También es caracterizada por incorporar aceite de oliva, tomate, hierbas y queso, enriqueciendo enormemente esta gastronomía.

     A pesar de que cuentan con platillos bastante simples, una comida completa se compone por el aperitivo, dos platos principales y una ensalada. Aquí destaca el primer plato por estar cargado de carbohidratos y ser pesado,  mientras que el segundo es ligero y se basa en proteínas.

    Las especialidades italianas se podrían separar según la región. Por ejemplo, Nápoles es la casa de la pizza y el queso mozzarella. Cerdeña se conoce por el cordero y el queso Pecorio; pero, Piemonte y Lombardia son reconocidos por los risottos.

     En el caso de la cocina francesa, la mayoría de sus comidas inician con un aperitivo conformado por pan y queso, debido a su afición por estos alimentos. También sienten gran pasión por el vino y acostumbran incluirlo en la mesa.

    Una similitud con la gastronomía italiana es la preparación de platillos simples con los que se aprovechen los ingredientes de la temporada. Entonces, para añadir sazón, las salsas son el secreto.

     Debido a que son los mayores consumidores de queso en el mundo, los franceses cuentan con más de 100 tipos lo que logran satisfacer sus antojos. Y, por sus exquisitos gustos, se han convertido en especialistas de la alta cocina o como ellos le llaman “haute cuisine”.

      Ahora, conociendo las características principales de cada una, puedes apartar un espacio en tu agenda para darte un buen gusto y disfrutar de excelentes platillos internacionales.

¡Descubrimientos geniales!

    El ser humano siempre ha buscado experimentar con nuevos alimentos para encontrar sabores asombrosos. Empresas dedican enormes cantidades de dinero para la creación de alimentos que tengan éxito en el mercado. Sin embargo, algunos de los más solicitados hoy en día, fueron descubiertos por accidente.

     Aquí te presentamos la lista de los 6 comidas más exitosas que se descubrieron por “casualidad”.

1) Papas fritas: En 1853, el Chef George Crum, era víctima de los reclamos de un cliente quien se quejaba porque que las papas eran muy gruesas, blandas y sin suficiente sal, por lo que en un arranque de coraje decidió cortarlas, freírlas hasta que endurecieran y agregarles sal extra. El comensal quedó satisfecho, y se convirtieron en la atracción principal del restaurante.

2) Hojuelas de maíz: Nacieron en 1894, cuando los hermanos Kellogg buscaban un alimento que fuera nutritivo, para esto se encontraban experimentando con trigo, hasta que por descuido dejaron un poco en reposo, a su regreso se dieron cuenta que se había alterado formando una masa que luego hornearon hasta obtener el complemento perfecto del desayuno.

3) Galletas con chispas de chocolate: Cuando Ruth Wakefield, se quedó sin cacao en polvo en 1930, decidió machacar una barra de chocolate y agregarla a la masa. No se fusionó a la perfección, y eso es lo que agradó tanto del resultado.

4) Brownie: Hay tres mitos principales sobre la creación del mismo. El primero, que un chef añadió accidentalmente el chocolate derretido a la masa de galleta. El segundo, que un cocinero se olvidó de añadir levadura a la masa. Y en tercer lugar, la creencia más popular, que un ama de casa no tenía polvo de hornear e improvisó con este nuevo tratamiento; se dice que estaba horneando para los huéspedes y decidió servirles estas tortas aplanadas.

5) Carpaccio: El chef Cipriani se encontró un día con una condesa, quien le indicó que su médico le había prescrito comer carne cruda, y le preguntó si tenía en su carta algún plato con esa condición. Así que cortó una finísima lámina de un solomillo de buey, que aliñó con aderezos, mostaza y salsa. A la mujer le encantó el plato y le preguntó a Giussepe por su nombre, para poder pedirlo en futuras ocasiones. Cripiriani recordó que en Venecia se mostraba en esos días una exposición del pintor Vittore Carpaccio, cuyas obras se caracterizaban por la abundancia de los colores rojo y amarillo, contestó: Carpaccio de buey. La condesa se fue contenta y nació un nuevo plato para la gastronomía internacional.

Astrología gastronómica

     Cada comensal tiene sus propios criterios y gustos a la hora de elegir un platillo que satisfaga su paladar. Sin embargo, parte de estas preferencias están determinadas por los signos del zodíaco, es así como las personas que nacieron bajo los elementos fuego, aire, agua y tierra son influidas por su signo regente para responder de cierta manera ante el arte culinario.

     Fuego: Ellos perciben el fuego como símbolo de purificación, fuerza e impulsividad, es por ello que la “Chispa de la vida” resulta ser el punto de partida para empezar una experiencia de sabor.

fo-tableside-flambe-608

     El tiempo determina su estilo de vida, por lo que comer no debe ser un momento muy extenso para estos, sin embargo, al estar en la mesa, les encanta ser el centro de atención. Sus gustos en la cocina se orientan más hacia las carnes poco cocidas y jugosas barbacoas al aire libre.

     Por otro lado, también tienen un gusto muy exquisito que se complace con vinos de excelente cosecha. Le dan gran importancia a su salud y por ello prefieren seguir una dieta con vegetales, miel y cereales. El aceite de oliva es el mejor acompañante para sus platos.

Agua: 

water_apple_inc_food_slices_splashes_1366x768_59432

     Son los signos a quienes las emociones determinan en buena medida su estilo de vida. Esto incluso influye en su alimentación, pues dependiendo de su ánimo pueden optar por dejar de comer o ser muy ansiosos.

     Las relaciones sociales también son importantes en su día a día, es por ello que conciben la comida como una oportunidad de compartir en familia o entre amigos, siendo la intimidad un elemento clave. En ese momento, no se trata simplemente de consumir algo, sino de degustar, saborear, probar y disfrutar.

 Aire:

Captura

     El poder de los que nacen bajo este elemento es el cambio y la transformación.No obstante, la falta de horario y disciplina hace que tengan malos hábitos alimenticios, lo cual empeora si se tiene en cuenta que la comida no es una prioridad en sus vidas.

     Al disgustarles las rutinas, les fascina probar alimentos diferentes, exóticos y originales. Un bufet es su mejor opción pues prefieren tomar pequeñas porciones de cada propuesta para cuidar su dieta. Además, la presentación de los platos es vital para despertar su apetito, de esta manera responden mejor a los colores, aromas y sabores.

Tierra:

13428548093_4e999ddf7e_o

     Estos signos conciben la comida como un placer en sí misma, es así como el tiempo se detiene al momento de degustar un delicioso platillo. Para ellos es más importante la calidad que la cantidad, aunque si el sabor hace vibrar sus sentidos, pueden caer en excesos.

     Sus preferencias se inclinan más hacia la cocina tradicional que a las ideas innovadoras. Se van más por los seguro, de manera que una nueva receta debe ser probada varias veces primero para luego prepararla en una reunión especial. Como buenos hijos de la tierra, las migajas nunca tendrán lugar en sus platos.

     En Ilpappardelle contamos con un variado menú que deleitará a todos los signos del zodíaco. ¡Te esperamos!