Historia de los Ñoquis

Los ñoquis son un tipo de pasta italiana elaborada con papa o patata y sémola de trigo. Existen distintos tipos de preparación de ñoquis.

 

 

Los señores feudales de la época solían ser los dueños de los molinos en donde los campesinos molían el trigo para hacer harina con la cual preparaban sus pastas, sin embargo en cierto momento los señores decidieron aumentar las tasas de los precios que los campesinos pagaban para poder moler el trigo.

 

Ante el repentino aumento del costo de la harina de trigo, los campesinos italianos experimentaron exitosamente con un sustituto de la harina: el puré de patatas.

 Esta semana traemos para usted un tipo de preparación de los ñoquis por el Chef internacional Paulo Sabess. El cual  nos enseña a preparar uno de los más exquisitos. ¡Disfrútelo!

 

 

 

Puente de los Candados

 

Es bien sabido que la arquitectura italiana es famosa por su estilo clásico romano, lleno de detalles espectaculares y monumentos imponentes, hoy le dedicaremos toda la atención al puente sobre el río Tíber , puente Milvio o como se conoce en la actualidad ‘’puente de los candados’’ o ‘’del amor’’.

Este puente queda en la ciudad de Roma, fue construido durante el gobierno del Cayo Claudio Nerón en el 206 a.C, y desde entonces fue testigo de diversas batallas durante la caída del imperio romano.

En la actualidad este puente, gracias al libro del escritor italiano Federico Moccia ‘’Ho voglia di te’’ (Tengo ganas de ti) publicado en 2006, se instauró la costumbre de que las parejas fueran y dejaran un candado con sus iniciales en las farolas del puente y lanzaran la llave al río, como símbolo de amor eterno. Tal fue la respuesta que en menos de un año, y por el peso de los candados la farola del puente se cayó y comenzaron a colocarlos en el mismo puente.

Esta simpática manera de declarar amor ha marcado una época y hasta ha sido reseñada en videoclips de artistas famosos como ‘’Te tomaré una foto’’ de Tiziano Ferro.

Al año siguiente en 2007 el alcalde romano decretó que ‘’si no suponían ningún peligro o deterioro para el puente los candados podían quedarse colgando del mismo’’. Lo que ha permitido que este puente se transforme en un atractivo turístico ‘’obligado’’ en los tours de luna de miel que ofrecen en Roma.