Italia vs. Francia

     Tanto en el fútbol como en la gastronomía, los países europeos se disputan el primer lugar en la mente y en las preferencias de los fanáticos, especialmente Italia y Francia. Pero, en realidad ambas cocinas mantienen tradiciones que son reconocidas a nivel mundial y que gustan a gran cantidad de personas.

     En esta ocasión, no pondremos a competir las bondades de cada una sino que, por el contrario, queremos hacerlas resaltar para que todos conozcan qué las hace tan especiales; además de mostrar qué las diferencian entre sí.

     Por su parte, en la cocina italiana impera la necesidad de utilizar ingredientes frescos. También es caracterizada por incorporar aceite de oliva, tomate, hierbas y queso, enriqueciendo enormemente esta gastronomía.

     A pesar de que cuentan con platillos bastante simples, una comida completa se compone por el aperitivo, dos platos principales y una ensalada. Aquí destaca el primer plato por estar cargado de carbohidratos y ser pesado,  mientras que el segundo es ligero y se basa en proteínas.

    Las especialidades italianas se podrían separar según la región. Por ejemplo, Nápoles es la casa de la pizza y el queso mozzarella. Cerdeña se conoce por el cordero y el queso Pecorio; pero, Piemonte y Lombardia son reconocidos por los risottos.

     En el caso de la cocina francesa, la mayoría de sus comidas inician con un aperitivo conformado por pan y queso, debido a su afición por estos alimentos. También sienten gran pasión por el vino y acostumbran incluirlo en la mesa.

    Una similitud con la gastronomía italiana es la preparación de platillos simples con los que se aprovechen los ingredientes de la temporada. Entonces, para añadir sazón, las salsas son el secreto.

     Debido a que son los mayores consumidores de queso en el mundo, los franceses cuentan con más de 100 tipos lo que logran satisfacer sus antojos. Y, por sus exquisitos gustos, se han convertido en especialistas de la alta cocina o como ellos le llaman “haute cuisine”.

      Ahora, conociendo las características principales de cada una, puedes apartar un espacio en tu agenda para darte un buen gusto y disfrutar de excelentes platillos internacionales.

Advertisements

Amor en diferentes idiomas

     El día más romántico del año está a la vuelta de la esquina y Cupido está preparado para lanzar su flecha por doquier. Pero ¿sabías que dar cartas en forma de corazón no es la única tradición que se ha adoptado para festejar esta fecha?

     Por ejemplo, en España es costumbre que las parejas demuestren su amor regalándose flores y dulces.

     En los Países Nórdicos la tradición de celebrar el día de los enamorados en febrero viene porque, anteriormente, se tenía la creencia de que los pájaros elegían sus parejas a mediados de este mes.

     En Gales las cosas cambian un poco. Es el 25 de enero cuando se le rinde homenaje al amor y la fiesta se conoce como “Día de Dwynwen”. La costumbre oficial consiste en que las parejas se regalen cucharas de madera talladas.

     Por su parte, las mujeres de Inglaterra que buscan alguien con quien casarse, deben despertar el 14 de febrero y de forma instantánea asomarse a la ventana. Entonces, se dice que el primer caballero que pase será su futura pareja.

     Corea, en cambio, es el lugar ideal para aquellos que no están enamorados. En este país los solteros se reúnen cada año para compartir el “Día Negro” comiendo Jajangmyeon o fideos negros, como también se les conoce.

     Las mujeres de Japón son un poco más arriesgadas, son ellas quienes se encargan de regalar chocolates a los hombres en el día de San Valentín. Según la tradición, si estos los rechazan es porque no las aman pero, si por el contrario, los aceptan deberán devolver el gesto otorgándoles chocolates el 14 de marzo, fecha conocida como “White Day”.

     Ahora que ya conoces todo esto, puedes dar un giro a tu celebración combinando costumbres de otros lugares y creando alguna propia. Pero, si te vas por lo tradicional, no olvides que te esperamos con una romántica y deliciosa cena en Il Pappardelle.

¡Buone Natale! Tradiciones navideñas en Italia

    Mucho antes del 24 de diciembre comienzan las celebraciones navideñas en Italia, un país en el que la familia y los amigos cobran mucha más importancia durante ésta época. De hecho, hay un lema que señala “Natale con i tuoi, Pasqua con chi vuoi”, que en español significa “Navidad con los tuyos, Pascua con quien quieras”, marcando así la importancia de compartir en las festividades.

   Calles iluminadas, pesebres vivientes y mercados alusivos a la temporada es lo que predomina en las calles. Las tradiciones abundan durante la época navideña, al igual que los fuegos artificiales en cada celebración. Tanto así, que a partir del 6 de diciembre inicia la “Festa si San Nicola”, rindiéndole un homenaje a San Nicolás, aunque éste no lleva puesto el disfraz rojo, ni tampoco vive en el Polo Norte. Se trata del patrón de los indefensos, varias veces asociados con los más pequeños.

    Posteriormente, se celebra el día de la Inmaculada Concepción el 8 de diciembre, siendo ese mismo día el idóneo para armar el árbol. Luego celebran la “Festa di Santa Lucía”; y así sucesivamente hasta llegar al 24 de diciembre, cundo comienzan las fiestas “Vigilia di natale”, con la tradicional gran cena o “cenone” como se le conoce en italiano. El día 25 también es celebrado con comidas, compartir en familia y reuniones entre amigos, quienes en algunas ocasiones se intercambian regalos.

   En cuanto a las tradiciones culinarias, se dice que en algunas ciudades el “cenone” tiene que ser exclusivamente pescado, pero sólo el 24 de diciembre. También se degustan los vegetales fritos (tradición romana), ensaladas de pescado, pasta con salsas de tomate y atún, y la pasta al horno con salsa de tomate, carne, trocitos de mozzarella y queso parmesano.

    Después de la cena, no pueden faltar los dulces. En Italia, el tradicional “panettone” oriundo de la ciudad de Milán, adorna las mesas navideñas al igual que el “pandoro”. Otros postres que se degustan en las festividades son el torrone, pandolce, struffoli, la cubaita, y la pizza de natá.

   Y cuando la época de Navidad está llegando a su fin, es común que en las ciudades italianas los niños esperen la llegada de “la Befana”, en vez de los Reyes Magos la noche del 5 al 6 de enero. La leyenda de esta viejecilla radica en que, cada año, va por las casas y deja dulces y regalos para los niños. Algunos dicen que vuela en una escoba y tiene zapatos rojos, siendo una figura descrita en forma negativa porque con ella llega el fin de las festividades. De esta manera, las Navidades italianas forman un compartir de eventos y tradiciones donde la alegría, la espiritualidad y el cariño las acompañan a lo largo de las celebraciones.